Ser o no ser-cuestión de identidad

[rockyou id=85810914]

“Ser o no ser” – cuestión de identidad.

Por: José Luis Nicala

Patrimonio cultural es el conjunto de bienes muebles e inmuebles, materiales e inmateriales, de propiedad de particulares o de instituciones u organizaciones públicas o semipúblicas que tengan valor excepcional desde el punto de vista de la historia, del arte, de la ciencia y de la cultura y por lo tanto sean dignos de ser considerados y conservados para la nación.” UNESCO

Cabría preguntarse, que es lo digno de ser conservado, a juzgar por las imágenes contradictorias que podemos observar y las protestas explícitas que provoca.

En un país que busca permanentemente encontrar rasgos de identidad en distintas formas, acciones y simbología, es una contradicción tras otra nuestra búsqueda de identidad.

Es más acentuado aún en localidades como la ciudad de Ushuaia, en donde el paisaje lo es todo, es lo que define la identidad de una ciudad que vive del turismo y parece hecha especialmente para esto.

La singularidad de la población, la podemos distinguir en al menos tres posturas diferentes, ya que está compuesta por una minoría de quienes se designan a si mismos con orgullo manifiesto “antiguos pobladores”, que se contradice con el cosmopolitismo de la otra parte de la población, en su mayoría emigrado de las provincias del “norte” de nuestro país –cualquier referencia de habitante provinciano o capitalino es para el fueguino “el del norte”-, en este sector de la sociedad ya no de Ushuaia, sino de Tierra del Fuego, se puede ver muy manifiesto cierto “desprecio” por quien vino en fecha más reciente a “ocupar su lugar”, peor es aún, cuando el provinciano del norte es recién llegado.

El constante migrar le da características muy dinámicas a toda la sociedad de esta nueva provincia, lo que no es un buen aliciente para que se trate de encontrar una identidad, o al menos se pueda tener referencias simbólicas o iconográficas que distingan al “fueguino”.En el caso de Ushuaia, se da la particularidad de que ya casi no existen espacios para edificar y la ciudad tiende a crecer continuamente, esto no deja lugar a especular con construcciones consideradas verdadero patrimonio cultural, las que son prácticamente “borradas”, para construir en su lugar edificios que nada tienen que ver con la referencia arquitectónica que cualquier turista se imagina debe tener esta ciudad –las fotografías hablan por sí mismas-, pero es seguro que existe una búsqueda constante de identidad, lo que se puede ver claramente en las imágenes en donde se aprecian la contradicción y la protesta del pueblo que no quiere ver más edificios destruidos porque de una u otra manera siente que eso identifica el acerbo cultural de la sociedad ushuaiense.

Es “vox populi” que estos cambios provocaron la no reelección de quien es hoy intendente y postulado a gobernador, se manifiesta en el fracaso que tuvo su convocatoria en su propia ciudad.

Lo que podemos afirmar es que este pueblo busca denodadamente su identidad, de cualquier manera, porque necesita sentirse identificado a esta tierra, necesita de su fuego, ese fuego que se siente apenas el visitante pone un pie en este territorio muchas veces visto como una cárcel, pero de un tremendo valor turístico, estratégico y cultural, aún por descubrir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: